María Montessori

María Montessori

lunes, 11 de julio de 2011

Concepción de sujeto que aprende y sujeto que enseña

El sujeto que aprende para Montessori es el eje central en el proceso educativo, teniendo como objetivo un desarrollo integral del aprendiz. Todo lo que puede haber dentro de una sala de clases y las actividades que se realizan deben ser en función de los aprendizajes que esperan o necesitan los niños. En este sentido, Montessori concuerda con la visión de Rousseau, que en el alumno debe despertar su curiosidad frente a un conocimiento y ser un ente activo para conseguirlo. Así también, Rousseau fue uno de los precursores de la estimulación en la infancia (Montessori:1997).

Por otra parte, para Montessori el sujeto que enseña es un guía que tiene como objetivo potenciar las aptitudes y capacidades de los alumnos, colocándoles nuevos desafíos y conocimientos. No posee obstáculos para realizar actividades lúdicas y generar movimiento y libertad autocontrolada dentro del laboratorio.

La misión que tiene el docente, o en este caso el guía, es preparar el ambiente (relación con un punto del Marco para la buena enseñanza, no se prepara de la misma manera, pero la finalidad es que sea propicio para le aprendizaje), procurar el material, realizar ejercicios de la vida práctica, meditar sobre aquello que perjudica al niño (Montessori:1957). Debe ser siempre serena y estar alerta para cuando sea llamada, además debe “entregarse a las necesidades de amor y de confidencias del niño” que son una preparación para la vida.
El ánimo  es direccionado, y debe cumplir con una formación moral. Quien quiera una mejor humanidad debe ser un ejemplo de cristiano, aprendiendo a considerar el interior con toda su pureza, y fundamental, ya que las tinieblas pueden oscurecer y paralizar nuestras fuerzas mejores. (1957:35)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada